Sunday, March 14, 2010

Dionny Baez Palabra Del Dia - Dia 18

Desde mi infancia, siempre he tenido una gran admiración por la persona histórica de Jesús. Yo había visto todas sus películas. Pensé muy bien de Él.
El ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia. Juan 10:10

Como un niño, en mi casa estaba curioso. Quería pintar la Biblia familiar y ver las imágenes de Jesús. También me atraían las imágenes de Jesús colgado en la pared. Muchas veces pensé, "Ojalá pudiera haber conocido a ese hombre, Jesús."

Lo único que no me gustaba de la vida de Jesús fue como terminó Su historia. Pensé que debería haber sido re-escrita con un final feliz, la parte acerca de el ser crucificado. Me parecía un gran despliegue, la curación de personas y el enseñar a la gente me gustaba. Pero entonces porque todo llegó a su fin. ¿Por qué tienen que ponerlo sobre una cruz y matarlo?

No fue hasta después que me di cuenta de que la crucifixión de Jesús fue en realidad la razón principal por la que Él vino a la tierra en primer lugar.

Jesús vino a morir. Él habló de ello con frecuencia y en gran detalle. Su detención y crucifixión no le sorprendió. Jesús lo resumió bien cuando dijo a sus discípulos, “el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos". (Marcos 10:45).

Si te bendigo, bendicenos con tu comentario.